Contactos

CONTACTAR Latinosenitalia.it
Escríbanos a servizia360@gmail.com
Latinos en Italia
PDF Stampa E-mail
Scritto da sergiomora   

El Papa en el Ángelus: «No es nuestra labor

suprimir a los malvados sino salvarlos»

 

Roma, 20 Jul. 2020 - El Papa Francisco antes de rezar la oración del Ángelus de este domingo, comentó el Evangelio sobre la cizaña y el trigo, explicando el punto central del concepto de la misericordia, indicando que el papel de los cristianos no es "reprimir a los malvados" sino " salvarlos".

 

 

"El mal, por supuesto, debe ser rechazado -explicó el Papa- pero los malvados son personas con las que uno debe tener paciencia. No se trata de esa tolerancia hipócrita que esconde la ambigüedad, sino de la justicia mitigada por la misericordia. Si Jesús vino a buscar a los pecadores en lugar de a los justos, para curar a los enfermos incluso antes que a los sanos, la acción de nosotros, sus discípulos, debe abordarse no para reprimir a los malvados, sino para salvarlos".

 

A los sirvientes les gustaría ir de inmediato para arrancarlos, pero los detienen porque correrían el riesgo de desgarrar las malas hierbas y el trigo, pero Jesús indica que hay que "esperar el momento de la cosecha: solo entonces se separarán y la cizaña se quemará".

 

Incluso si el diablo se aprovecha de la oscuridad de la noche y trabaja sembrando envidia, hostilidad, para arruinar todo e incluso si "la intención de los sirvientes es eliminar inmediatamente el mal, es decir a las personas malvadas", el Jesús indica que es necesario "esperar, porque la perseverancia y las hostilidades son parte de la vocación cristiana", explicó Francisco

 

«El Evangelio de hoy presenta dos formas de actuar y vivir la historia: por un lado, la mirada del Maestro; por el otro, la mirada de los sirvientes. Los criados se preocupan por un campo sin malezas, el dueño del buen trigo. El Señor nos invita a tomar su propia mirada, la que se fija en el buen trigo, que sabe cómo mantenerlo incluso en la maleza. Quienes se ocupan de los límites y defectos de los demás no colaboran bien con Dios, lo hacen quienes saben reconocer el bien que crece silenciosamente en el campo de la Iglesia y de la historia, cultivándolo hasta la madurez. Y entonces será Dios, y solo Él, recompensará a los buenos y castigará a los impíos».

 
© 2009 Latinosenitalia.it | Template by Joomla Templates
Copyright © 2020 Latinosenitalia.it. Tutti i diritti riservati.
Joomla! è un software libero rilasciato sotto licenza GNU/GPL.
(UA-44914319-1)