(Roma, 25 Oct. 2022) – Tras dos años de suspensión debido a la pandemia, la procesión del Señor de los Milagros salió nuevamente a las calles de Roma cargando al Cristo Morado en su anda, al compás solemne y emocionante dado por la música.

Así, llegó a la Plaza de San Pedro en el Vaticano, donde el Papa Francisco le dio su bendición.

La última salida en Roma fue el domingo 23 de octubre, el cuarto del mes morado, mientras que en otros países de Europa la procesión final será el domingo 30 del mes, como en Francia y España.

El Papa Francisco en sus palabras alertó: “Cuidémonos del narcisismo y del exhibicionismo, basado en la vanagloria, que también nos lleva a nosotros los cristianos, a nosotros los sacerdotes, a nosotros los obispos, a tener siempre la una palabra ‘yo’ en los labios, ¿Qué palabra? ‘Yo’: ‘yo hice esto, yo escribí aquello, yo dije aquello, yo entendí aquello primero que ustedes’”, observó el Papa, quien advirtió que “donde hay demasiado yo, hay poco Dios”.

Después de rezar la oración del Ángelus, desde la ventana de su estudio que da a la Plaza de San Pedro, saludó a “la comunidad peruana que celebra la fiesta del Señor de los Milagros”.

Le siguió la santa misa en la basílica de San Pedro.

Este año, la imagen del Cristo tendrá cinco procesiones en la capital peruana: el 8, el 18, el 19, el 28 de octubre, y el 1 de noviembre.

El Señor de Pachacamilla, más comúnmente llamado Señor de los Milagros, es una imagen de Jesús originalmente pintada en una pared de adobe, ubicada tras el Altar Mayor del santuario de Las Nazarenas de Lima (Perú) y venerada en Lima y diversas partes del mundo. La imagen fue pintada durante el siglo XVI por un esclavo originario de Angola que fue llevado al Perú.

La festividad del Señor de los Milagros es la principal celebración católica en el Perú y una de las procesiones más grandes del mundo.

H. Sergio Mora

Have Some Question About Tours & Travel?

let's talk

Information

About Us

AxiomThemes © 2022. All Rights Reserved.

Powered with Travesia